Noticias

UNFPA rindió cuentas sobre la implementación del Programa de Acción de CIPD en la región

1 Enero 2016

La mortalidad materna ha sido el objetivo más descuidado y es una clara violación a los Derechos Humanos
“El balance se realizó esta mañana, en el marco del panel moderado por Leonel Briozzo, Subsecretario de Salud de Uruguay. En el caso de adolescentes y jóvenes se consolidó el reconocimiento de sus derechos, pero pese a estos avances aún sus derechos no son reconocidos plenamente. Coexisten problemas en educación, salud, protección contra la violencia, entre otros”, expresó Dirk Jaspers, Director del Celade, División de la CEPAL, durante la presentación del documento Implementación del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo en América Latina y el Caribe: examen del periodo 2009-2013 y lecciones aprendidas. Síntesis y balance.
Otro punto destacado fue el avance en el reconocimiento de la diversidad familiar, sobre todos en el caso de las parejas del mismo sexo. Y en cuanto a la salud sexual y reproductiva, Jaspers informó que hay un mayor uso de anticonceptivos e incremento de programas sociales y espacios amigables. “Pese a esto, la tasa de fecundidad adolescente se mantiene alta y la mortalidad materna ha sido resistente a la baja, pese a los esfuerzos realizados por los países, y se encuentra relacionada al aborto inseguro”, advirtió.
Informe del UNFPA 
Esteban Caballero, Director Regional Adjunto del UNFPA, celebró el progreso en la agenda de la CIPD, en cuanto a la reducción de la pobreza, la igualdad de género, la incidencia en cuanto a los derechos de adolescentes, jóvenes y adultos mayores y en el reconocimiento de los pueblos indígenas. No obstante, recordó que "la mortalidad materna es uno de los ODM más descuidados y es una clara violación a los derechos humanos".

En su exposición, Caballero, compartió datos relevantes sobre la región: un 10% de las adolescentes entre 15 y 19 años son madres, existiendo grandes diferencias entre regiones y países. En las áreas urbanas el 9,1% de las adolescentes son madres, mientras que en las áreas rurales este porcentaje se incrementa al 13,1%. “Existe un consenso en que este tema debe ser desagregado y abordado desde diferentes ángulos. El embarazo adolescente de las menores de 14 es una situación que debe ser evitada a toda costa y en la que no interviene el elemento de las relaciones sexuales consentidas por parte de las y los adolescentes mismos”, indicó.

Posteriormente, dieron a conocer sus informes Diane Quarless, Directora de la sede subregional de la Cepal para el Caribe, y el doctor Leslie Ramsammy, Ministro de Salud de Guyana.
Sociedad civil
“Desde la sociedad civil hemos venido trabajando arduamente para que existan los avances de los que hoy gozamos”, expresó Dorotea Wilsom, coordinadora General de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas Afrocaribeñas y de la Diáspora.
Señaló que se han dado cambios culturales importantes y la contribución de las organizaciones feministas en la despenalización del aborto ha sido clave. “Sin embargo, los avances se dan en medio de la reproducción de desigualdades, de brechas injustificables que se traducen en persistentes muertes maternas, precariedad de los servicios públicos, discriminación, invisibilidad de mujeres indígenas, afro y LGTB”, manifestó.
Indicó que las amenazas contra los derechos sexuales y reproductivos se dan en “nuestros cuerpos, nuestro territorio disputado por iglesia y mercado” y por ello instó a los gobiernos a comprometerse en la agenda de la CIPD se cumpla a cabalidad.
Al terminar su discurso, señaló el lema que ha convocado a las organizaciones de la sociedad civil “nuestro cuerpo, nuestro territorio” y mujeres de diversos países desplegaron de pie carteles con esta leyenda.

 

 

 

 

 

L@s jóvenes presentaron la Declaración de Juventudes fruto de este encuentro, y emocionaron a la audiencia con su presentación: “Las juventudes estamos listas para construir un escenario que permita avanzar en el goce efectivo de los derechos humanos”, aseveró Javier Pineda, integrante de la Alianza de Jóvenes rumbo a Cairo + 20. Sobre el cierre, el joven chileno instó a que los gobiernos tomen decisiones, sumen voluntades y se multipliquen las voces para seguir avanzando. “Es tiempo de reparar las deudas, de construir nuevos modelos alternativos al desarrollo que garanticen la vida plena y la felicidad de las juventudes”, finalizó.

Más imágenes aquí