Noticias

Parteras profesionales: clave para mejorar la salud materna y neonatal en la región

5 Mayo 2017
El 5 de mayo es el Día Internacional de la Partera.

UNFPA, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, celebra el heroico trabajo, encaminado a salvar vidas, que las parteras llevan a cabo día cada día, a menudo en circunstancias difíciles. Gracias a las parteras, cada año millones de mujeres pueden ejercer su derecho a recibir servicios de salud sexual y reproductiva, incluida la planificación familiar voluntaria. Estos servicios ayudan a garantizar embarazos seguros y deseados, además de nacimientos sin riesgos.

Sin embargo, en América Latina y el Caribe, son demasiadas las mujeres que aún carecen de acceso a estos servicios. Como resultado de ello, cada año más de 7,300 mujeres mueren durante el embarazo y el parto, alrededor de 1 millón de mujeres no da a luz en instituciones de salud y 2 millones de recién nacidos no reciben el tratamiento necesario para evitar complicaciones.

Las parteras profesionales salvan vidas y contribuyen a evitar aproximadamente dos tercios de todas las muertes maternas y neonatales, según el informe “El Estado de las Parteras en el Mundo” más reciente. También podrían prestar el 87% de los servicios de salud sexual, reproductiva, materna y neonatal esenciales.

UNFPA apoya firmemente la capacitación y el trabajo de las parteras en más de 100 países. Desde el año 2009, ha trabajado con diversos socios para apoyar a más de 600 escuelas de partería, a través de las cuales se ha formado a más de 80,000 parteras. También hemos ayudado a fortalecer a asociaciones de partería nacionales en 75 países y a mejorar el marco normativo para la práctica de la partería con el objetivo de garantizar la rendición de cuentas.

Según Alma Virginia Camacho, Asesora Regional de Salud Sexual y Reproductiva de UNFPA para América Latina y el Caribe, “UNFPA centra sus intervenciones apoyando el desarrollo y fortalecimiento de la partería profesional en la región. Invertimos en la formación profesional basada en competencias, promulgadas por la Confederación Internacional de Matronas (ICM); acompañamos el proceso de desarrollo de marcos regulatorios sólidos para garantizar servicios de calidad; promovemos el liderazgo y formación de parteras profesionales jóvenes y priorizamos el fortalecimiento de plataformas regionales de partería profesional como son la Federación Latinoamericana de Obstetras (FLO) y la Asociación de parteras del Caribe (CRMA por su sigla en inglés).”

Por su parte, Javier Domínguez, Oficial de Programas de Salud Sexual y Reproductiva de UNFPA en México, indica que el verdadero reto para nuestra región está en lograr trabajar de manera holística en los cuatro componentes de manera simultánea. “De nada nos sirve formar a las parteras si no hemos alineado políticas públicas que permitan contratarlas con un salario digno, o sin tener la infraestructura necesaria para que puedan trabajar, o incluso sensibilizar a la comunidad para que quiera ser atendida por las parteras.”

Ana Labandera, Jefa de Departamento Obstétrico del Hospital de la Mujer de Montevideo Uruguay, destaca que algunos desafíos regionales en el tema de partería profesional giran en torno a “trabajar fuertemente desde todos los referentes profesionales tales como asociaciones y colegios de la región, en regular la habilitación de la práctica profesional ampliada para tener una práctica más holística, de acuerdo a las necesidades de la etapa vital de la mujer.”